martes, 7 de mayo de 2013

Laura

Ficha técnica

Título original: Laura
Productor: Otto Preminger
Año: 1943
Nacionalidad: U.S.A.
Productora: 20th Century Fox
Duración: 88’
Productor: Otto Preminger
Guión: Jay Dratler, Samuel Hoffenstein (Novela: Vera Caspary)
Fotografía: Joseph LaShelle Blanco y negro
Montaje: Louis R. loeffler
Música: David Raksin
                       
Ficha artística

Gene Tierney (Laura Hunt)
Dana Andrews (Mark McPherson)    
Clifton Webb (Waldo Lydecker)
Vincent Price (Shelby Carpenter)
Judith Anderson (Ann Treadwell)

Premios

Oscar a la mejor fotografía (B/N).
                                              
Nominaciones

Actor secundario (Clifton Webb), Mejor Director, Mejor Guión Adaptado, Mejor Decoración.
  
Bien podría haberse llamado: “posesión”, u “obsesión”, incluso “seducción” por el impacto que produce el personaje de Laura en todos los personajes masculinos de la película. Su poder magnético atrapa a todos y los hace girar en torno a ella: unas veces por casualidad, otras a sabiendas, pero en todas con un denominador común; hacer perder el norte a todo varón que se cruza en su camino haciendo que todos ellos la deseen como pareja, como esposa, como amiga o como trofeo.

A lo largo de la obra se observa cómo personajes de diferentes índoles caen rendidos a sus pies.

La película gira en torno al personaje de Laura pero será a través de los ojos del detective Mark McPherson como el Director Otto Preminger nos la presente. Del detective y sus indagaciones, pues iremos conociendo a los personajes al ritmo de la investigación.

El primero en entrar en escena, obviamente, es el propio detective: cuyos pensamientos y sentimientos se irán revelando a medida que profundiza en el caso e irán aflorando conforme va conociendo a la Laura que entre todos describen.

Primero interroga a Waldo Lidecker, un columnista excéntrico y peculiar cuyas maneras y pensamientos encarnan el sentimiento de “obsesión” antes mencionado. De entrada nos explica cómo y dónde se encuentran por primera vez, o mejor decir: es abordado por Laura dado que él es un personaje famoso y ella intenta captarlo para una campaña de publicidad. Al cabo del tiempo él se convierte en su mentor y apadrina su ascenso laboral y social albergando sentimientos que rara vez desvela o insinúa a la muchacha.

Shelby Carpenter, el prometido de Laura: un rudo y aparentemente desorientado personaje que compite inconscientemente con Waldo por los sentimientos de la muchacha.

Otros personajes a tener en cuenta son: Ann, la tía de Laura, una mujer acaudalada y firme en sus propósitos, hasta el punto de no cejar en nada cuando se pone una meta, y Bessie, el ama de llaves de Laura, fiel y desconcertado personaje a lo largo de la película.

Podría decirse que cumple con los requisitos de una buena película de cine negro. Fotografía en blanco y negro, abundancia de flashback (vueltas al pasado para aclarar situaciones), mujer fatal, obsesiones, y claro está: crimen.

Como detalle de interés, cabría destacar el asombroso parecido entre Waldo, el columnista y locutor de radio aficionado a los crímenes (fruto de la ficción) y Alexander Woolcott, un periodista de la época, de Nueva York, también columnista, locutor, bien posicionado en las esferas de influencia neoyorkinas y gran aficionado al crimen, sea ficticio o real. Tales son los paralelismos con esta persona real, que el primer encuentro entre Laura y Waldo sucede en el Algonquin Hotel de Nueva York, precisamente el sitio en el que el periodista “real” acostumbraba a cenar noche tras noche. Seguramente se trate de un guiño simpático hacia un personaje famoso del momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario